Falta de pruebas y mala investigación podrían dejar libre al esposo de Pilar Garrido: El País 

Jorge Fernández tuvo muchas inconsistencias durante sus declaraciones, pero no hay pruebas contundentes que demuestren que mató a la española en Tamaulipas

Redacción: MX Político

Ciudad de México.- Aunque cada vez más indicios apuntan  a que el asesino de la española Pilar Garrido es su esposo Jorge Fernández, la falta de pruebas  contundentes y el mal manejo de la investigación por parte de las autoridades de Tamaulipas podrían echar abajo el proceso legal en contra del mexicano, afirmó el diario El País.

Señaló que desde que ocurrió la detención de Jorge Fernández, esposo de la española fallecida Pilar Garrido, hubo muchas teorías y señalamientos que apuntan y afirmaban que este hombre fue el responsable de la muerte de la oriunda de Valencia. 

Por un lado, la Policía y Fiscalía tamaulipecas le creyeron con sus reservas, la hermana y la madre  de Pilar dijeron que confiaban en Fernández y que meterían las manos al fuego por él.

Por su parte el padre de la española y una amiga afirmaron que el criminólogo era muy rudo y violento en su trato hacia ella; testimonio que también fue rechazado por los padres de Fernández.  Dicha situación provocó que la víctima y único testigo, fuese  vigilado a la vez  como principal sospechoso.

La Fiscalía de Tamaulipas, buscó que Jorge Fernández cometiera cualquier error, con el fin de imputarle el delito y arrestarlo por ello, cosa que el pasado martes sucedió y a los pocos días se le dictó prisión preventiva. A Jorge Fernández le detectaron muchos errores e inconsistencias en sus declaraciones. 

Entre las declaraciones vertidas por Fernández y que se contradicen, de acuerdo con El País, están: las horas del secuestro y la tardanza del criminólogo para reportar el hecho, la identidad de los presuntos asesinos por medio de un retrato hablado, el hecho de que nunca hubo llamada de rescate por Pilar, no hubo hurto del bolso, celular o cartera de la víctima; y que Jorge lavó  automóvil tras los hechos, desatando la sospecha de encubrimiento de pruebas. 

La defensa, por su parte, dijo que "la acusación es insostenible" y "basada en indicios". 

ejra

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto