Huachicoleros tabasqueños mandan la ordeña de 965 tomas clandestinas a refinerías de Centro y Sudamérica

Otro problema de la industria son los bloqueos de la gente que protesta por contaminación del suelo y afectaciones de sus pastizales y cultivos

Redacción: MX Político

Villahermosa, Tabasco.-La delincuencia y los problemas sociales mantienen en vilo al sector de hidrocarburos en Tabasco. Por una parte los complejos ubicados en cuatro municipios han sido objeto de más de 200 bloqueos en los últimos seis años, derivado de inconformidades como contaminación de suelo y afectaciones a sus pastizales y cultivos.

Además se han detectado  965 tomas clandestinas durante el último año en el poliducto/oleoducto de Minatitlán-Villahermosa que pasa por Huimanguillo y Cárdenas.

Boletines radicados en Villahermosa y que han sido emitidos por Petróleos Mexicanos (Pemex) durante los últimos dos años, señalaron que los campos ubicados en Cárdenas, Centla, Nacajuca y Jalpa de Méndez, son los que más reportes de bloqueos presentan.

El foco rojo es Villa Benito Juárez en Cárdenas, ahí existen siete campos petroleros y un complejo procesador de gas, refiere Novedades de Tabasco.

Mientras que la Subdirección de Producción Región Sur de la empresa productiva, mantiene un registro de 226 bloqueos.

La empresa productiva del estado reportó 90 incidentes en 2007, 57 en 2008 y 32 en 2009, de 2010 a 2011 sólo 30. La cifra disminuyó a siete en 2012, 10 en 2013, pero para el 2014 la situación empeoró, pues la explosión del pozo Terra 123 provocó 800 puntos bloqueados en siete municipios.  

Estas manifestaciones, principalmente se derivan de daños por contaminación de suelos y afectaciones a pastizales y cultivos.

Sin embargo, los bloqueos también se están dando por el pago de cuotas, así lo manifestó recientemente el gerente regional de Schlumberger, Jorge Alberto García Garza, quien señaló que “pseudos sindicatos” están exigiendo altas cuotas y secuestran las instalaciones petroleras impidiéndoles realizar sus labores a las empresas ganadoras de las rondas.

En el marco de la 1° Cumbre de Gobernadores de la Cuenca Petrolera del Sureste Mexicano y las Empresas Ganadoras de la Reforma Energética, pidió que se realicen monitoreos y patrullajes en estas zonas, por parte de las autoridades del orden público para erradicar esas prácticas delictivas, pues siguen sin poder ejecutar los trabajos que les han sido asignados.

FUGAS Y VANDALISMO

Las tomas clandestinas también han minado al estado en los últimos dos años, contabilizándose casi mil.

 

De acuerdo al estudio realizado por Etellekt Consultores y que se denomina “Situación Actual y Perspectivas sobre el Robo de Hidrocarburos en México 2016”, son los municipios de Cárdenas y Huimanguillo los más afectados,  pues por ahí pasa el Poliducto/Oleoducto Minatitlán-Villahermosa carretera federal Cárdenas-La Venta.

Conforme a las investigaciones, el combustible robado se envía a refinerías de Centroamérica y Sudamérica. Además advierte que están en riesgo 20 pozos ubicados mayormente, en esa región.

A partir de ese año, Tabasco se sumó a la lista de las entidades donde operan los famosos “huachicoleros”, personas que se dedican al robo de hidrocarburos, derivado del efecto cucaracha que ocurrió luego de los operativos que se implementaron en los estados de Veracruz y Puebla, afirmó en su momento el secretario de Gobierno, Gustavo Rosario Torres.  

El aún delegado de la Procuraduría General de la República (PGR), Raúl Martínez Hernández, informó que en el primer semestre de 2017 se habían asegurado un millón 10 mil litros de gasolina y capturado a 54 presuntos “huachicoleros”.

Pemex, por su parte, a través de boletines regionales con fecha de 13 de julio de 2016 reportó una fuga de gas licuado por presunto acto vandálico en Cárdenas, específicamente del ducto que sale del Complejo Procesador de Gas Cactus y pasa a la altura del poblado C-27.

La situación se siguió presentando y el 29 de septiembre Pemex reportó tener bajo control tres fugas por actos vandálicos en Tabasco. Una en la macropera Íride 118 y los pozos Cunduacán 53-2 y Tecominoacán 628, localizados en los municipios de Centro, Cunduacán y Huimanguillo, respectivamente.

En ese boletín advirtió que presentaría la denuncia ante el Ministerio Público para que se efectuaran las averiguaciones correspondientes y deslindar responsabilidades sobre estos incidentes.

En menos de 10 días, el 7 de octubre se registró otra fuga pero en esta ocasión fue de crudo provocada por una toma clandestina en Cunduacán, a la altura del ejido Marín. Misma que controlaron para posteriormente iniciar las tareas de recolección del producto derramado y limpieza del sitio.

Para el 19 de noviembre de ese mismo año, se daba un nuevo cierre preventivo en la carretera Cárdenas-Coatzacoalcos como parte de la atención de la fuga de gas en Huimanguillo, la cual también fue por actos vandálicos.

A principio de este año 330 familias de la comunidad Santa Teresa, Arroyo Hondo, Primera Sección en el municipio de Cárdenas fueron desalojadas por un siniestro registrado en un ducto de gas.

Este domingo se registró un nuevo siniestro en las comunidades Blasillo y Aquiles Serdán en el municipio de Huimanguillo, donde se registraron cuatro cortes con segueta en un ducto que va de la Batería Cinco Presidentes hacia el complejo Procesador de Gas La Venta, que provocaron presencia de hidrocarburo en el río Chicozapote.

En Tabasco, cada día se transportan 7 mil 300 mil barriles de gasolina Magna, 3 mil de Premium y 4 mil 200 de diésel en 110 estaciones de servicio en Villahermosa y sus alrededores.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto