Alimentos con pocos nutrimentos ayudan a combatir la delincuencia

Redacción, Noticias MX. – La diputada Laura Imelda Pérez Segura, secretaria de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, declaró que la actualización del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) es una propuesta oportuna y responsable debido a la situación creciente de problemas de salud en México. 

Destacó que “se trata de un impuesto progresivo que está a favor de la salud y que pretende reducir el consumo de tabaco, alcohol, bebidas azucaradas y comida con bajo aporte nutricional; además de beneficiar a las personas con menores ingresos, pues se propone que lo recaudado sea destinado al sector salud”.

 
En este sentido, Pérez Segura hizo referencia a los datos publicados por el Inegi y mencionó que, en 2018, las enfermedades del corazón (141,619 casos) y la diabetes mellitus (106,525) fueron las dos principales causas de muerte en México, representando el 26.59% y el 20% respectivamente del total de defunciones. La evidencia internacional, sugiere que estos incrementos se encuentran muy relacionados con la ingesta de alimentos ricos en carbohidratos, tales como bebidas azucaradas, dulces o aquéllos con bajo aporte nutricional.

Sobre el tabaquismo, la diputada destacó que está dentro de las principales causas de muerte en México y ocupa el segundo lugar en las enfermedades que generan mayor gasto a las instituciones de salud, sólo por debajo de los accidentes (de tráfico de automotor, caídas, ahogamiento y sumersión, proyectil de armas de fuego, entre otros). De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaquismo es considerado como una epidemia mundial que mata a 6 millones de personas al año, de las cuales 600 mil son personas no fumadoras; es decir, son afectadas por estar expuestas al humo ajeno.

En ese sentido la diputada mencionó que de acuerdo con la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), se estima que en México hay alrededor de 11 millones de “fumadores pasivos”, que son personas que, a pesar de no fumar, son afectadas por el humo de los fumadores activos y que están altamente expuestos a enfermedades como asma, bronquitis y hasta diversos tipos de cáncer.

 
El estudio “Economía del tabaco y los impuestos al tabaco en México”, concluye que el impuesto que grava el tabaco tiene que ser sustancialmente aumentado para disminuir el consumo y combatir las enfermedades que causa el mismo.

El consumo de alcohol es una actividad dañina que se busca inhibir con esta propuesta porque en México es un peligro creciente. De acuerdo con datos de la OMS, 3.3 millones de personas mueren a causa de esto. Aunado a esto, según datos del Centro de Ayuda al Alcohólico y sus Familiares (CAAF), unidad especializada del Instituto Nacional de Psiquiatría, 37.1% de la población consumidora tiene entre 15 y 19 años de edad; 24.7% tiene 30 años o más; 17.4% tiene entre 20 y 24; 12.2% entre 25 y 29 años, y 8.5% entre 12 y 14 años de edad.

 
JAM
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto