2018: El Árbitro Electoral / Héctor Moctezuma de León

2018: El Árbitro Electoral

Héctor Moctezuma de León

Los mexicanos acudiremos a las urnas el primero de julio de 2018, para elegir a un nuevo presidente, nueve gobernadores y más de tres mil cargos de elección popular para congresos locales y presidencias municipales en un escenario de gran desconfianza  en quien habrá de conducir el proceso y aprobar o sancionar los resultados: el Instituto Nacional Electoral.

El llamado árbitro electoral llega a estos comicios muy desprestigiado, sin credibilidad por pésima su actuación desde que Lorenzo Córdova llegó a la presidencia del Consejo General. Un presidente consejero entregado al poder como quedó demostrado en las elecciones del mes de junio pasado.

Un consejo electoral que salvo muy raras excepciones, está integrado por consejeros que responde a las directrices de los partidos políticos que los apadrinaron en la Cámara de Diputados para su elección. El caso de Marco Antonio Baños férreo defensor del PRI es un ejemplo claro de entreguismo y del manejo sesgado a la ley electoral.

Llegamos a una elección en la que los Órganos Electorales Locales, sigue subordinados a la autoridad local, al gobernador en turno como quedó demostrado en las pasadas elecciones en los estados de México y Coahuila en donde se plegaron al mandato del grupo en el poder.

Desde su antecesor el Instituto Federal Electoral con el INE los partidos políticos siguen haciendo  lo que quieren lo mismo coaccionan el voto, que compran voluntades y rebasan los gastos autorizados para las campañas políticas.

Los partidos políticos, hacen sus trampas, pero el organismo electoral ni los ve ni los oye, al final el INE sale con la coartada de que no existen las pruebas para determinar que hubo fraude electoral. Nunca detectan la compra de votos que es una práctica común en las elecciones mexicanas.

Por lo que toca al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación la última instancia en el proceso, los magistrados están cortados con la misma tijera, no ven ni oyen como sucedió recientemente con la calificación de la elección para gobernador del Estado de México de la que rechazaron todas las impugnaciones presentadas por la oposición.

Será “una elección ríspida” dice el consejero presidente Córdova Vaianello, un académico que desprecia a los indígenas en la comodidad de un empleo que le dejará una suma millonaria en su cuenta bancaria cuando concluya su encargo en el INE.

Para desgracia de los mexicanos, este inútil órgano electoral contará con 25 mil millones de pesos de presupuesto para el año próximo, de ese tamaño es el descaro de sus integrantes a quienes les vale que al final el gobierno federal y los gobiernos estatales no tengan para afrontar los gastos de las desgracias causadas por los fenómenos naturales como las que pasan en algunos estados del país miles de compatriotas.

Con estos consejeros y estos magistrados que actúan como empleados de la partidocracia, no podemos esperar mucho en los comicios del año que entra, ¿usted cómo la ve?

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto